Bonita imagen en la que podemos apreciar a Jesús impartiendo sus enseñanzas a los discípulos mientras cenan.

Nada mal nos quedaría recordar una de sus máximas: “Yo los he amado a ustedes como el Padre me ama a mí: permanezcan en mi amor. Si guardan mis mandatos, permanecerán en mi amor, así como yo permanezco en el amor del Padre, guardando sus mandatos.” Juan 15:9-10. Recordándonos la importancia de respetar los mandamientos para ser dignos de su amor, el cual imparte a cualquiera que lo busque como su salvador.